Ayudemos a los damnificados por el incendio en Pumanque

Posted · Add Comment

 

1.       El Obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic  Karmelic, en diálogo con la Fundación Caritas y Acción Social diocesana, junto con lamentar la situación de crisis por los incendios forestales, que se viven en distintos sectores de la Región, ha hecho un  llamado a la solidaridad con todas las personas que están sufriendo por esta catástrofe, que ha destruido bosques y casas.
2.       Según ha señalado el Párroco de Pumanque, el padre Cristián Salazar, la situación es urgente por la devastación que ha producido. “Varias familias han perdido sus casas y todas sus pertenencias sin poder rescatar nada. Toda la ayuda se hace insuficiente”.
 
3.       El llamado que ha realizado es efectuar  un gesto solidario, cooperando con los siguientes elementos:
–          Materiales de construcción.
–          Enseres para la casa.
–          Alimentos no perecibles.
–          Elementos de ayuda a voluntarios que combaten el incendio (como agua, barras de cereales  y  bloqueador solar).
4.       Los centros de acopio de estos elementos son:
–          Parroquia El Carmen de Rancagua
–          Parroquia San Fernando Rey de San Fernando
–          Parroquia de Santa Cruz de Santa Cruz
–          Basílica Santa Ana de Rengo
–          Parroquia San Juan Evangelista de San Vicente de Tagua Tagua
 
5.       Apelando a la solidaridad de todos y con el fin de hacer una entrega expedita de recursos a los afectados también se efectuará en todas las parroquias de la Diócesis de Rancagua, una segunda colecta este fin de semana, enviando lo recaudado a la cuenta corriente de Caritas del Banco del Estado 381.0.015907-1 (Rut de Caritas es 65.073.960-4; Correo electrónico  caritasrgua@hotmail.com)
 
6.       El Obispo de Rancagua pide que recemos por las familias que han sufrido pérdidas materiales y por quienes están combatiendo el fuego, para implorar la misericordia de Dios ante la difícil situación que están viviendo. Apela a la generosidad de cada uno para con quienes tanto lo necesitan. “Dios ama al que da con alegría” (San Pablo).
 
 
Rancagua, 20 de enero de 2017.-