P. David Halm

HOMILÍA DEL DÍA, JUEVES 11 DE JUNIO- Por P. David Halm

Foto de artículo

"Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente". Que maravillo es el recuerdo de Jesús a sus discípulos y ahora a nosotros sobre el amor abundante de nuestro Padre celestial. No fue ninguna necesidad ni razón por Dios crear el universo, la tierra y a nosotros humanos. Aún menos sentido, en enviarnos su único Hijo para salvarnos. Pero por el amor inefable del Padre, Hijo y el Espíritu Santo, no podía ser limitado. Explotó y vemos la evidencia de ese amor gratuito en las caras humanas que vemos todos los días y la belleza natural del mundo. En ningún momento éramos capaz de lograr nuestra salvación, y Dios lo sabia. Por eso, viendo el sufrimiento de su creación, Dios nos salvó con gratuidad, sin expectativa de "reembolso" o merito humano. Fue puro don.

La expectativa que demos, también gratuitamente a los demás, no es un reembolso a Dios por su amor. Mantenemos libre albedrío y es que Dios no tiene ninguna necesidad de nuestra alabanza ni acciones. Este mandamiento de Jesús entonces es la respuesta que vamos a encontrar en nuestras acciones y disposición cuando reflexionamos lo que hemos recibido gratuitamente. Si mantenemos nuestro asombro al amor de Dios, nuestra respuesta a nuestros prójimos va a ser gratuito también.

Tal vez hoy y mañana podemos reflexionar en 3 cosas maravillosas que hemos recibido por Dios gratuitamente, 3 maneras que podemos ofrecer nuestro amor a los demás gratuitamente y si existe en nuestras vidas, unas instancias en que deberíamos ofrecer el amor gratuitamente pero no lo hacemos.

¡La paz del Señor esté siempre con ustedes!

P. David Halm

Imagen foto_00000070

A+ A- Imprimir artículo