COMEDOR FRAY ANDRESITO AUMENTA LA ENTREGA DE ALIMENTO EN LA EMERGENCIA

Por José Luis Nicolás

Foto de artículo

En un espacio en el que usualmente operan alrededor de 20 voluntarios, de lunes a viernes, recibiendo a personas en situación de calle con puertas abiertas al comedor de la parroquia, ahora solo están tres personas, dos veces por semana, preparando entre 150 a 180 porciones diarias en la
humilde cocina de la Recoleta Franciscana.

El comedor Fray Andresito surgió hace más de 30 años, y en los últimos meses, el grupo de voluntarios y las personas pertenecientes a la comunidad parroquial, han visto el impacto que ha tenido la cuarentena por la crisis del coronavirus en el funcionamiento del recinto y cuánta necesidad existe actualmente entre sus feligreses.

Entre los tres voluntarios, se encuentra el hermano Nicolás Alfaro, encargado del comedor, quien explica que esta iniciativa surgió y se ha mantenido a través del tiempo, siguiendo la característica de los conventos franciscanos de ayudar a los más pobres. "Siempre el barrio Norte de Santiago, pasando el Mapocho, ha experimentado más pobreza y de forma palpable.

Después de 1900, con el auge comercial que tuvo la zona y como espacio de abastecimiento, se fue produciendo esta paradoja, que si bien había mucho comercio alrededor, también fueron llegando personas en situación de calle que fuimos albergando hasta hoy".

A+ A- Imprimir artículo