CONFERENCIA EPISCOPAL Y ARZOBISPO DE SANTIAGO CONDENAN HECHOS DE VIOLENCIA

Por Favián Pravia.

Foto de artículo

Frente a los hechos de violencia ocurridos en Santiago y otras ciudades del país, en que por ejemplo se incendiaron las iglesias San Borja y la Asunción, Monseñor Celestino Aós, en su rol de arzobispo de Santiago, señaló que “los pobres son los más perjudicados. Esperábamos que no se repitieran esas acciones y esas imágenes. Las acciones violentistas y las imágenes vandálicas las padecemos de nuevo hoy (…) Esas imágenes no solo impactan y duelen en Chile, sino que impactan y duelen en otros países y otras gentes del mundo, especialmente hermanos cristianos.” 

El arzobispo finaliza su mensaje suplicando: “basta, basta de violencia. No justifiquemos lo injustificable. Dios no quiere la violencia”. 

Por su parte la Conferencia Episcopal, a través de una carta indicó que “estos grupos violentistas contrastan con muchos otros que se han manifestado pacíficamente. La inmensa mayoría de Chile anhela justicia y medidas eficaces que contribuyan a superar las brechas de desigualdad; no quiere más corrupción ni abusos, espera un trato digno, respetuoso y justo”.  

A su vez hacen un llamado a la participación ciudadana en el plebiscito del próximo domingo “la ciudadanía que quiere justicia, probidad, superación de las desigualdades y oportunidades para poder levantarnos como país, no se dejará intimidar por las amenazas de violencia, y concurrirá a cumplir con su responsabilidad cívica. En las democracias nos expresamos con el voto libre en conciencia, no bajo las presiones del terror y la fuerza”. 

A+ A- Imprimir artículo