Por Vatican News

El Papa condena el asesinato del presidente de Haití

Foto de artículo

El Santo Padre expresa su rechazo ante el asesinato del presidente de Haití, a través de un comunicado firmado por el Secretario de Estado, Pietro Parolin, dirigido al nuncio en el país caribeño. "No a la violencia como medio para resolver crisis y conflictos", pide Francisco, quien además reza por la primera dama de Haití, gravemente herida en la emboscada y ahora hospitalizada en Miami.

El Santo Padre Francisco ha enviado un telegrama de pésame tras el “atroz asesinato” del presidente de Haití Jovenel Moïse, acaecido en la madrugada del 7 de julio.

En la misiva, firmada por el Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, el Pontífice “presenta sus condolencias al pueblo haitiano y a su esposa, también gravemente herida, cuya vida encomienda a Dios”.

Tristeza por este derramamiento de sangre

Asimismo, el Papa expresa "su tristeza" por este acto de derramamiento de sangre, el último capítulo trágico de una historia -la de Haití- marcada por la violencia, invasiones, golpes de Estado, represión y disturbios que han provocado inestabilidad social, política y económica, agravada por el catastrófico terremoto de 2010.

Además Francisco "desea al querido pueblo haitiano un futuro de armonía fraterna, solidaridad y prosperidad": "Como signo de consuelo -se lee en la conclusión del mensaje- invoca la abundancia de las bendiciones divinas sobre Haití y todos sus habitantes".

Obispos de Haití: "Asesinato inaceptable y repugnante"

En el país, mientras tanto, el asesinato del presidente ha causado una conmoción colectiva. Los obispos de la Conferencia Episcopal de Haití también se han expresado en un comunicado, rechazando el asesinato como "inadmisible y repugnante".

"Este triste acontecimiento marca un desafortunado punto de inflexión en nuestra historia como pueblo, lamentablemente dictado por la elección deliberada de la violencia por parte de muchos sectores de la población como método de supervivencia y resolución de disputas", dicen los obispos y añaden: "La violencia sólo puede generar violencia y llevar al odio. Nunca ayudará a nuestro país a salir de este estancamiento político".

A+ A- Imprimir artículo