FRANCISCO INVITA A DEJAR ATRÁS LA ORACIÓN FALSA

Por Favián Pravia.

Foto de artículo

En la audiencia general de los miércoles el Papa Francisco se refirió a la “oración falsa”, que está hecha, según el Pontífice, solo para quienes quieren ser admirados por otros, contraponiéndola con aquella sincera que “hace contemplar la realidad con los ojos mismos de Dios”:  

Existe por desgracia una oración falsa, en la que se busca ser admirados, cubrir las propias necesidades o encontrar consuelo. Esa oración, en la que el hermano no está presente, no es una oración cristiana. Como vemos en el Padrenuestro, el otro se hace importante y nosotros responsables”. Dijo el Papa. 

“En resumen, - dijo Francisco - donde está Dios, también debe estar el hombre. La Sagrada Escritura es categórica: «Nosotros amemos, porque él nos amó primero»”. Por eso Francisco concluyó la catequesis con un ejemplo práctico: 

Si alguno dice “Amo a Dios”, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. Y hemos recibido de Él este mandamiento: “quien ama a Dios, ame también a su hermano” (1 Jn 4, 19-21). 

 

 

A+ A- Imprimir artículo