FRANCISCO REITERA QUE SOLO SE PUEDE AMAR A DIOS SI SE AMA AL OTRO

Por Favián Pravia.

Foto de artículo

El Papa Francisco rezó la oración mariana del Ángelus junto a cientos de fieles en la Plaza de San Pedro, en su oración se refirió al texto de Mateo 22,34-40, en que Jesús responde ante las preguntas de los doctores de la ley que: “amarás Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”, y a continuación añade “el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. 

De ahí surge la reflexión del Pontífice en que se establecen dos fundamentos esenciales para los creyentes. El primero, dice el Papa es que “la vida moral y religiosa no puede reducirse a una obediencia ansiosa y forzada, sino que debe tener como principio el amor”. En tanto el segundo es que “el amor debe tender juntos e inseparablemente hacia Dios y hacia el prójimo”. 

“El amor por Dios se expresa sobre todo en la oración, en particular en la adoración. Y el amor por el prójimo, que se llama también caridad fraterna, está hecho de cercanía, de escucha, de compartir, de cuidado del otro”, concluye Francisco.  

A+ A- Imprimir artículo