Por José Luis Nicolás

Arzobispo de La Serena manifiesta gran esperanza en Asamblea Eclesial Latinoamericana y del Caribe

El CELAM la convocó bajo el lema “Todos somos discípulos misioneros en salida”. Por ello, el Pastor destacó la gran importancia que ha tenido su fase preparatoria, especialmente en la iniciativa de escuchar a todos los miembros del Pueblo de Dios. Agradeció “el espíritu de corresponsabilidad que se manifestó en la Arquidiócesis aportando activamente con reflexiones a los diversos temas planteados”. 

Foto de artículo

El Arzobispo René Rebolledo manifestó que la Asamblea Eclesial es una gran expresión de comunión de los pueblos latinoamericanos y del Caribe. 

El CELAM la convocó bajo el lema “Todos somos discípulos misioneros en salida”. Por ello, el Pastor destacó la gran importancia que ha tenido su fase preparatoria, especialmente en la iniciativa de escuchar a todos los miembros del Pueblo de Dios. Agradeció “el espíritu de corresponsabilidad que se manifestó en la Arquidiócesis aportando activamente con reflexiones a los diversos temas planteados”. 

Recordó, además, que “a instancias de esta gran convocatoria y cumpliendo un anhelo manifestado en las Asambleas Arquidiocesanas del 2018, se creó el Consejo Pastoral Arquidiocesano, conformado por los cuatro Vicarios Foráneos, un diácono permanente, una religiosa y tres laicas. Tengo grandes esperanzas puestas en este Consejo, pues en la misión asignada se contempla que son una importante instancia de escucha y discernimiento. Están llamados a elevar propuestas y planificar actividades pastorales ejerciendo la corresponsabilidad a nivel de la Arquidiócesis, como en las parroquias y comunidades”. 

Invitó a los fieles y pastores a unirse en oración ante el Altar del Señor por la Asamblea y sus frutos, señalando que “es importante levantar la mirada y atrevernos a proponer en nuestro medio proyectos e iniciativas, que nos renueven en la esperanza. Es una hora trascendental para América Latina y El Caribe, pues siguiendo en el espíritu de Aparecida, estamos llamados a renovarnos en la convicción que Todos somos discípulos misioneros en salida”. 

A+ A- Imprimir artículo