Fuente: Iglesia de Santiago

Cardenal Aós: Somos de Dios y no pertenencia del Estado

La liturgia de la Oración por Chile y el nuevo Gobierno, se dio en medio de gran recogimiento y alegría. En la Catedral Metropolitana de Santiago se reunieron las más altas autoridades nacionales, encabezadas por el recién asumido Presidente de la República, Gabriel Boric Font

Foto de artículo

La liturgia de la Oración por Chile y el nuevo Gobierno, se dio en medio de gran recogimiento y alegría. En la Catedral Metropolitana de Santiago se reunieron las más altas autoridades nacionales, encabezadas por el recién asumido Presidente de la República, Gabriel Boric Font

“Nosotros, señor Presidente, siempre estaremos rezando por usted y por nuestras autoridades, tal como nos lo enseña y manda el apóstol San Pablo (1 Timoteo 1-6): ‘Ante todo, recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias a Dios por toda la humanidad’”, expresó el Arzobispo de Santiago durante su homilía.

“Queremos y buscamos un Chile donde todos convivamos respetándonos, escuchándonos, dialogando, colaborando, cuidando especialmente a los más pobres y utilizando responsablemente la naturaleza”, enfatizó.

Como concelebrantes de esta ceremonia estuvieron miembros del comité permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, el vicepresidente y arzobispo de Concepción, Fernando Chomali; el secretario general del Episcopado y obispo de Chillán, Sergio Pérez de Arce, junto con el obispo de Copiapó, Ricardo Morales, quienes destacaron el espíritu de trabajo colaborativo por el bien de Chile, expresado por el arzobispo de Santiago, valorando la concordancia entre las diferentes confesiones religiosas.

El secretario general de la CECh y obispo de Chillán Sergio Pérez de Arce valoró la cercanía de las Iglesias, de las confesiones religiosas, con el país: “A todos nos interesa mucho que el país crezca, viva en unidad, en concordia, en fraternidad y las religiones están al servicio también de ese proyecto”.

La liturgia cuenta con representantes de diferentes confesiones cristianas, como evangélicos, luteranos, adventistas y católicos. Asimismo, participan líderes judíos y musulmanes, quienes rezan por el país.

A+ A- Imprimir artículo