Por José Luis Nicolás

En la fiesta de la Epifanía: El Papa llamó a vencer la apatía impulsados por el deseo de Dios

“Desear significa mantener vivo el fuego que arde dentro de nosotros y que nos impulsa a buscar más allá de lo inmediato, más allá de lo visible. Es acoger la vida como un misterio que nos supera, como una hendidura siempre abierta que invita a mirar más allá, porque la vida no está “toda aquí”, subrayó el Santo Padre. 

Foto de artículo

“Caminar al encuentro de Dios, dejar la apatía y la resignación de una vida mediocre, abandonar una fe repetitiva y cansada para que animados por el deseo de una vida plena en el Señor podamos renovarnos y comprometernos por los demás y por el bien”, esta es la invitación del Papa en su homilía de la Misa, este 6 de enero, solemnidad de la Epifanía, celebrada esta mañana en la Basílica de San Pedro.  

Y para ello, el Santo Padre llama a meditar sobre ese caminar de los Reyes Magos hacia Jesús que relata el Evangelio de hoy, y que ahonda en el impulso que lleva a estos sabios de fama y riqueza a abandonar esa seguridad cultural, social y económica para seguir una estrella que los guía hasta “el rey de los judíos”, sobre la “sana inquietud” que los lleva a peregrinar y que tiene su respuesta en “el deseo”. 

Lee también: Profesores de religión participaron de jornada formativa en la Iglesia de Concepción

“Desear significa mantener vivo el fuego que arde dentro de nosotros y que nos impulsa a buscar más allá de lo inmediato, más allá de lo visible. Es acoger la vida como un misterio que nos supera, como una hendidura siempre abierta que invita a mirar más allá, porque la vida no está “toda aquí”, subrayó el Santo Padre. 

A+ A- Imprimir artículo