Por José Luis Nicolás - Imagen: CNA

Papa Francisco invitó a los cristianos a salir y anunciar la Pascua en la celebración del Lunes del Ángel

Antes de la oración, Francisco comenzó su mensaje afirmando que los días de la Octava de Pascua son como una sola jornada en la que se prolonga la alegría de la Resurrección.

Foto de artículo

Este lunes 18 de abril, el primero después de la Pascua y conocido como “Lunes del Ángel”, el Santo Padre rezó el Regina Coeli desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico, ante la presencia de unos 25.000 fieles y peregrinos de todo el mundo congregados en la Plaza de San Pedro. 

Antes de la oración, Francisco comenzó su mensaje afirmando que los días de la Octava de Pascua son como una sola jornada en la que se prolonga la alegría de la Resurrección.

El Evangelio de la liturgia de hoy (Mt. 28,8-15), que narra la aparición a las mujeres que habían ido al sepulcro, “sigue hablándonos del Resucitado”, subrayó el Pontífice. “Jesús sale a su encuentro y las saluda; luego les dice dos cosas, que también a nosotros nos vendrá bien recibir como regalo de Pascua”, añadió. “Dos consejos del Señor, un regalo pascual”, manifestó.

A+ A- Imprimir artículo