Por José Luis Nicolás

Papa Francisco se prepara para su visita apostólica a Grecia y Chipre

Las vidas de los dos apóstoles se entrelazan con las ciudades y los escenarios del 35º viaje del Santo Padre Francisco a Chipre y Grecia, previsto del 2 al 6 de diciembre. Bernabé y Pablo viajaron juntos y predicaron el Evangelio. Su amistad, que también conoce momentos de contraste, se ve siempre reforzada por la fe en Cristo 

Foto de artículo

Las vidas de los dos apóstoles se entrelazan con las ciudades y los escenarios del 35º viaje del Santo Padre Francisco a Chipre y Grecia, previsto del 2 al 6 de diciembre. Bernabé y Pablo viajaron juntos y predicaron el Evangelio. Su amistad, que también conoce momentos de contraste, se ve siempre reforzada por la fe en Cristo 

La visita del Papa a los dos países mediterráneos recorre lugares que han estado marcados por otros viajes apostólicos: los de Juan Pablo II en 2001 a Grecia y Benedicto XVI en 2010 a Chipre. Pero también las realizadas en los orígenes del cristianismo y de la historia misionera por San Bernabé y San Pablo en estas tierras abrazadas por el mar y que se extienden entre Oriente y Occidente. Los dos apóstoles viajaron juntos. Y juntos predicaron el Evangelio. 

Bernabé, oriundo de Chipre y establecido posteriormente en Jerusalén, fue uno de los primeros en abrazar el cristianismo tras la resurrección de Jesús.  

Judío de Tarso, en la actual Turquía, Saulo fue un ciudadano romano. En los Hechos de los Apóstoles, Saulo es descrito como un perseguidor de cristianos. Pero en el camino a Damasco, lo envuelve una luz. Cayendo al suelo, oye una voz que le dice: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?". Él respondió: "¿Quién eres tú, Señor?". Y dijo: 'Yo soy Jesús a quien tú persigues. Pablo se convirtió y se bautizó. 

A+ A- Imprimir artículo