PEREGRINACIÓN JUVENIL AL SANTUARIO DE PUQUILLAY COBRÓ VIDA DE FORMA VIRTUAL

Por José Luis Nicolás

Foto de artículo

Bajo el lema “Con María, los jóvenes contagiamos la esperanza” se vivió la XVII Peregrinación Juvenil al Santuario de la Inmaculada Concepción de Puquillay, en la Diócesis de Rancagua. En esta oportunidad, y debido a las medidas de restricción sanitaria, la fiesta se vivió únicamente a través de medios de difusión digitales. 

El administrador apostólico de Rancagua, monseñor Juan Ignacio González, presidió la eucaristía que culminó la peregrinación a este lugar sagrado. 

Esta fiesta nació como una forma de incentivar la participación de los jóvenes en la Iglesia. Es así como por años movilizó a miles de jóvenes peregrinos que llegaban a los pies de nuestra Madre, la Virgen Purísima.  

A+ A- Imprimir artículo