Por José Luis Nicolás - Archivo: Iglesia.cl

Santuario de la diócesis de Talca realizará Rogativa por el agua

Las rogativas son oraciones públicas que se hacen en la Iglesia, para pedir a Dios la conservación de los bienes de la tierra y la gracia de estar libres de los azotes y desgracias.

Foto de artículo

Este domingo 15 de mayo la parroquia Inmaculada Concepción de Pencahue y el Santuario de Corinto, invitan a todas sus comunidades a unirse a esta actividad para pedir por este elemento tan importante para la vida y la agricultura.

Las rogativas son oraciones públicas que se hacen en la Iglesia, para pedir a Dios la conservación de los bienes de la tierra y la gracia de estar libres de los azotes y desgracias.

Omar Rojas, encargado de comunidad, contó que esta oración masiva se iniciará con una procesión desde el Santuario de Corinto, a las 15:00 horas con la imagen mayor de la Virgen María, en dirección al cerro de la Virgen de Corinto.

“Esta es una actividad que se hacía hace muchos años, cuando no llovía mucho y la sequía era notable, se hacían estas rogativas, entonces le propusimos eso al padre Cristian Avendaño, y por supuesto él aceptó. Para el día de la celebración, vamos a salir del santuario en procesión hacia el cerro, con cantos y terminar arriba con la misa presidida por nuestro párroco, y después volver con la imagen al Santuario de Corinto”.

Por lo tanto, Omar Rojas también hace extensiva la invitación especialmente a los agricultores de la zona: “Estamos haciendo la invitación a toda la comunidad, a los agricultores y a todo aquel que se quiera unir, a través de nuestras redes sociales, en el Facebook de la parroquia Inmaculada Concepción de Pencahue y el Santuario de Corinto, está de parte de cada uno asistir, ojalá puedan acompañarnos”.

La actividad es totalmente abierta y se espera que también muchas familias asistan, ya que también las nuevas generaciones deben entender la importancia del agua para nuestra vida diaria.

Las rogativas son oraciones públicas que se hacen en la Iglesia, para pedir a Dios la conservación de los bienes de la tierra y la gracia de estar libres de los azotes y desgracias.

A+ A- Imprimir artículo