José Luis Nicolás

SANTA SEDE REABRE SU CONSULTORIO PEDIÁTRICO

Foto de artículo

Después de más de dos meses y medio de cierre debido a la emergencia sanitaria, se reanuda en el corazón del Vaticano la atención médica en apoyo de las familias necesitadas. Observando todas las precauciones necesarias desde el 3 de junio, vuelven a ofrecerse los servicios dirigidos en particular a los niños y las mujeres embarazadas.

 

"En unos días todo volverá a ser todo casi como antes." lo reiteran los operadores del Dispensario Pediátrico de Santa Marta en relación con la reapertura, destacando la importancia de los servicios ofrecidos a las familias necesitadas, especialmente en esta fase de convivencia con el virus.

 

"El Dispensario debe ofrecer necesariamente una señal de presencia", afirma la voluntaria Valentina Giacometti, agregando que "estamos cerca de aquellos que actualmente experimentan las mayores dificultades económicas y sociales".

 

Madres de todo el mundo asisten a esta institución, que forma parte de las actividades de la Limosinería Apostólica. Y si en los últimos meses sólo se ha podido prestar asistencia por teléfono, a partir de ahora se regulará el acceso para evitar las concentraciones masivas. En particular, la organización se basa en las llamadas telefónicas para concertar citas, de modo que no todas las personas lleguen al mismo tiempo.

 

A+ A- Imprimir artículo