HOMILÍA DEL DÍA, Jueves 12 de Noviembre- Por P. David Halm

P. David Halm

Foto de artículo

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas    17, 20-25

Los fariseos le preguntaron a Jesús cuándo llegará el Reino de Dios. Él les respondió: “El Reino de Dios no viene ostensiblemente, y no se podrá decir: "Está aquí" o "Está allí". Porque el Reino de Dios está entre ustedes”.

Jesús dijo después a sus discípulos: “Vendrá el tiempo en que ustedes desearan ver uno solo de los días del Hijo del hombre y no lo verán.  Les dirán: "Está aquí" o "Está allí", pero no corran a buscarlo. Como el relámpago brilla de un extremo al otro del cielo, así será el Hijo del hombre cuando llegue su Día.

Pero antes tendrá que sufrir mucho y será rechazado por esta generación”.

Palabra del Señor.

Homilía del Día

“Llegará un tiempo en que ustedes desearán disfrutar siquiera un solo día de la presencia del Hijo del hombre y no podrán”.

Jesús preparaba a sus discípulos por los días viniendo de su pasión y muerte, y más por los años después de ascensión. Sabía que era difícil ese periodo de persecución de ellos, su evangelización a nuevos discípulos y los muchos rechazos que iban a enfrentar en esa. Pero sabemos que Jesús no está diciendo que va a dejarlos solos, ni que no va a quedarse con ellos. Es que los discípulos necesitan prepararse por los días cuando Jesús no esta en esa manera de Maestro caminando todos los días con ellos como su “rabino”.

Sabemos que Jesús sigue presente entre medio de nosotros:
En el Cuerpo de Cristo la Iglesia
En su Cuerpo y Sangre en la Eucaristía
En la persona del pobre
Presente cuando dos o tres congregue en su Nombre
En las Escrituras Sagradas.

Jesús nos prometió en el fin del evangelio según Mateo (28,20) “Por mi parte, yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”. Tenemos confianza en eso, pero sabemos que por una manera muy distinta de los dias de su ministerio publico en Galilea y Judea.

Oremos hoy que nos sentamos su Presencia en nuestra vida y alma. Que nos fortalezca en estos días de pandemia y crisis económica. ¡Que sea alabado siempre!

Fr. David Halm

A+ A- Imprimir artículo