Recordando a los nuestros - Homilía del día, Lunes 2 de Noviembre

José Francisco Yuraszeck S.J.

Foto de artículo

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 11, 17-27

Al llegar a Betania, Jesús se encontró con que Lázaro estaba sepultado desde hacía cuatro días.

Betania distaba de Jerusalén sólo unos tres kilómetros. Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano. Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. Marta dijo a Jesús: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas”.

Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará”.

Marta le respondió: “Se que resucitará en la resurrección del último día”.

Jesús le dijo:

“Yo soy la Resurrección y la Vida.

El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?”

Ella le respondió: “Si, Señor, creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo”.

Palabra del Señor.

Estamos invitados a recordar a aquellos que extrañamos y que hemos perdido durante nuestras vidas. Y Jesús también nos invita a acercarnos a él, donde podamos compartir con todos los que queremos en su mesa. Como cada lunes, una reflexión del Padre José Francisco Yuraszeck Krebs S.J., Capellán del Hogar de Cristo.

Revisa el video completo acá:

A+ A- Imprimir artículo